Ashtanga yoga

ASHTANGA YOGA es una forma de Yoga en movimiento que sincroniza la respiración con el movimiento a través de una secuencia de posturas.

Corrección de asana - Ashtanga yoga

El movimiento realizado en la secuencia de posturas junto con la respiración genera calor y ello, a su vez, produce sudor. El sudor depura y purifica liberando las toxinas del cuerpo.

Beneficios: Ashtanga Yoga estira todo el cuerpo en profundidad equilibrando y purificando el cuerpo físico y mejorando la concentración mental. Tranquiliza el sistema nervioso y aporta un gran bienestar físico y mental. Los cambios que la práctica provoca en el cuerpo y la mente son inmediatos. Los más rápidamente detectables son los físicos: el cuerpo se estiliza y muscula ligeramente.

Desde el punto de vista interno la práctica de Ashtanga Yoga aumenta la capacidad de concentración, vitalidad, y la energía, con lo que se logra un estado físico y mental saludable y despierto. A medio plazo ayuda a liberar tensiones, a relajar la mente, reduce el estrés y equilibra el metabolismo, mejorando notablemente el proceso digestivo, la circulación y la conciliación del sueño.

La práctica

Hay ciertos aspectos que deberás aprender, los irás conociendo poco a poco e integrándolos en tu práctica: tristhana, asana, respiración, dristhi, vinyasa y bandhas.

Ejecución de asana - Ashtanga yoga

Esto significa, tres puntos de atención en el momento de hacer la práctica: Postura (asana), sistema de respiración y punto de focalización (Dristhi). Estos tres puntos son muy importantes en la práctica del Ashtanga Yoga, cubre tres niveles de purificación: el cuerpo, el sistema nervioso y la mente. Siempre son realizados en conjunto. Al principio resultará difícil llevar una completa atención de los tres puntos, pero con el tiempo uno llega a conseguirlo. La atención en los tres puntos crea una especie de meditación en movimiento. Haciéndonos más conscientes del momento presente.

Quiere decir Postura. Con ella se purifica, fortalece y se le da flexibilidad al cuerpo. Las posturas se deben hacer de forma metódica con la alineación correcta, cada asana debe ser perfeccionado antes de comenzar el siguiente, así que poquito a poco uno va incrementando su fuerza, flexibilidad y notando una mejora en la salud. Muchos asanas demasiado rápido debilitan el organismo. Por ello el profesor será el que decida cuando el alumno deberá pasar al siguiente asana.

Debe de hacerse solo a través de la nariz. La inspiración y la expiración  tendrían que tener  la misma duración. La respiración debe ser fluida y sin interrupciones emitiendo un silbido en la base de la garganta. La respiración profunda activa el fuego digestivo que calienta la parte baja del abdomen, ayudando al cuerpo a liberar toxinas. Respirando de esta manera purificamos el sistema nervioso.

Significa punto de enfoque, es el lugar donde se dirige la mirada mientras uno hace el asana (postura). Si el dristhi indicado para la postura es muy difícil siempre podemos llevar nuestra mirada hacia la nariz. Con el tiempo y la práctica se conseguirá llevar a cabo todos los dristhis. Con la mirada dirigida hacia un punto durante la práctica, evitaremos distracciones y estaremos más presentes en cada momento.

Existen nueve dristhis:

  • Nasagra drsti: hacia la nariz.
  • Brumadhya drsti: hacia el tercer ojo.
  • Nabhi drsti: hacia el ombligo.
  • Urdhva drsti: hacia arriba.
  • Parsva drsti: hacia la izquierda.
  • Parsva drsti: hacia la derecha.
  • Hastagra drsti: hacia la mano.
  • Angusta drsti: hacia el pulgar.
  • Padagra drsti: hacia los dedos de los pies.

Significa sincronización de la  respiración con el movimiento , así  cada movimiento empezará y terminará con una respiración. Por ejemplo, en “Suryanamaskara A”  hay nueve vinyasas. El primer vinyasa es inspirando mientras levantamos los brazos sobre la cabeza y llevando las manos juntas, el segundo vinyasa expirando mientras flexionamos  hacia delante, colocando las manos al lado de los pies. De esta manera, todos los asanas (posturas) se les asigna un cierto número de vinyasas.

El propósito de este método, es la purificación interna. Mientras practicamos la respiración junto con el movimiento hace que la sangre se caliente y por tanto circule  más fácilmente entre las articulaciones y  órganos internos, eliminando así las impurezas del cuerpo a través del sudor. Con el método de vinyasa, el cuerpo se  vuelve más puro, sano y fuerte.

Solo después de la  purificación del cuerpo, es posible la purificación del sistema nervioso y posteriormente de los órganos de los sentidos. Estos primeros pasos son muy difíciles y requieren de años de práctica. Los órganos de los sentidos siempre están buscando cosas del exterior, y el cuerpo  tiende a ser perezoso. Sin embargo, a través de la determinación y la práctica disciplinada, estos dos pasos pueden ser controlados. El control mental vendrá automáticamente. Vinyasa crea la base para que esto ocurra.

Es importante tener en cuenta que el número indicado de vinyasas puede no ser posible en un primer momento. En un principio, las respiraciones adicionales pueden ser necesarias, pero deben cumplir con la inspiración y expiración adecuada al movimiento. Con el tiempo y la práctica, el vinyasa correcto para cada postura será posible.

Son cierres energéticos que se crean a nivel físico. Dominando la contracción de ciertos músculos, se mantiene el prana (energía vital) dentro del cuerpo. Creando más fuerza interna muy útil para desempeñar las posturas más complicadas, sostienen la columna vertebral y aumentan la capacidad respiratoria.

  • Mula bandha:  Es la contracción del suelo pélvico, más concretamente del tendón central del perineo. Mula quiere decir raíz.
  • Uddiyana bandha: Es la elevación y contracción de los músculos abdominales inferiores (justo por debajo del ombligo), fortaleciendo la zona lumbar.
  • Jalandhara bandha: consiste en acercar la barbilla hacia el pecho, llevando la lengua al paladar. Esto bloquea la salida del prana por la boca y la nariz.

ASHTANGA NEWS

Cursos de iniciación: dos formas de aprender lo básico

Cursos de iniciación: dos formas de aprender lo básico

Curso de iniciación: Consiste en dos clases estilo mysore a la semana en un plazo de 30 días desde tu primera clase.

Curso de iniciación de fin de semana: Consiste en una clase de hora y media el sábado y otra el domingo, en las que veremos cuales son las bases del Ashtanga Yoga y su método.

leer más
Carta de un alumno

Carta de un alumno

Un sistema de ejecución de posturas físicas diseñado originalmente por S.T Krishnamacharya y expuesto posteriormente a nivel global por uno de sus alumnos S.K.Pattabhi Jois entre otros.

leer más
Prana y apana en Ashtanga Yoga: terapia energética

Prana y apana en Ashtanga Yoga: terapia energética

La práctica de Ashtanga Yoga no parte desde las posturas, desde las asanas, sino desde la respiración. Cuando uno se sitúa sobre la esterilla y se dispone a comenzar su práctica, lo primero que ha de hacer es entrar en contacto con su respiración.

leer más
"no pienses solo practica" Sri Pattabhi Jois

AshtangaYogaMálaga ® 2017   e-mail: patricia@ashtangayogamalaga.com   tel: 952 227154   móvil: 646736592   C/ Juan de Padilla nº11, Primero Izquierda

Fotografía: Clara Pey Molina   Diseño y programación web: bingin-design

Pin It on Pinterest

Share This